Enfermedad de Albers-Schonberg. Presentación de tres casos

Tabla de contenidos

Editorial

NOEL GONZÁLEZ JIMÉNEZ, JULIO TAÍN BLÁZQUEZ, ANATEL VIETKIN, FELIPE RODILES ALDANA, JOAQUÍN BUENO LOZA, VIRGILIO CAMACHO DUVERGEL, JOSÉ ARANGO CASADO
76 lecturas
PDF
ANTONIO SFIIK
6 lecturas
PDF

Artículos originales

ROBERTO WONG NAVARRO, JOSÉ E. FERNÁNDEZ BRITO RODRÍGUEZ, PEDRO MOREAL ACOSTA, PEDRO HOYO GARCÍA
170 lecturas
PDF
JESÚS RODRÍGUEZ GUERRA, JOSÉ E. FERNÁNDEZ BRITO RODRÍGUEZ, PEDRO M. HOYO GARCÍA (13, PEDRO MOREAL ACOSTA
27 lecturas
PDF
ARMANDO TORRES LA LUZ, EMILIO CONSUEGRA PINO
54 lecturas
PDF

Reporte de casos

HÉCTOR VERA ACOSTA, GILBERTO QUINTEROZUAZNÁBAR, OSCAR GARCÍA DÍAZ, PEDRO L. REYES DOMÍNGUEZ
11 lecturas
PDF
JOSÉ GONZÁLEZ DE ARMAS, OTTO HERNÁNDEZ-COSSÍO
6 lecturas
PDF
VICENTE MENÉNDEZ GARCÍA, JOSÉ G. DÍAZ ALMEIDA, YOLANDA SANTOS ALVAREZ, JOSÉ DÍAZ DE LA ROCHA(7), JULIÁN MANZUR KATRIB
17 lecturas
PDF
OTTO HERNÁNDEZ-COSSÍO10
233 lecturas
PDF
HIRAM CASTRO-LÓPEZ
70 lecturas
PDF
Forma neuropsiquiátrica de la enfermedad de Graves a comienzo y predominio psiquiátricoEn las manifestaciones clásicas de la Enfermedad de Graves se consideran entre otros, tres factores esenciales: dos extras tiroideos, el bocio y el exoftalmo, con otro esencialmente tiroideo, la tirotoxicosis, que es responsable del pleomorfismo clínico que caracteriza a esta afección, habida cuenta de la acción de las hormonas tiroideas sobre casi todos los tejidos del organismo.
La tirotoxicosis, que tiene variadas maneras de expresión clínica, denominadas en general como enfermedad de Graves, ya en formas frustes o parciales, en ocasiones obscuras, requiere del internista, digamos una sensibilidad diagnóstica, para identificarlas, a fin de aplicar el tratamiento adecuado y oportuno.
Precisamente, un caso de esta índole es el que presentamos, de nuestro Servicio de Medicina Interna, donde como veremos se hizo patente una verdadera integración entre el clínico y el psiquíatra.
EXPOSICION DEL CASO
S.P.C.; femenina, casada, de 38 años de edad, de la raza blanca, que ingresa en nuestro Servicio de Medicina Interna del Hospital Docente Clínico Quirúrgico 10 de octubre, el 28-VIII-71, con la historia siguiente:
Con antecedentes de padecer de trastornos dispépticos altos (intolerancia alimenticia variada.
náuseas, vómitos alimenticios y epigastralgias) acompañado de diarreas de tipo alto, esporádicas, fue vista en nuestra consulta externa, interpretándose como una dnodenitis parasitaria, por protozoarios, tipo giardias lamblias, (pie se confirmó por tubaje duodenal, imponiéndose tratamiento de inicio con cloroquinina y furodone, recibiendo el medicamento de modo incompleto por intolerancia gástrica, a pesar de lo cual experimentó una mejoría apreciable.
A los 3 meses (10-111-70) vuelve a la consulta con agravación del cuadro digestivo, pero ahora, muy excitada, ansiosa e intranquila, lo que apareció después de un trauma emocional violento para la enferma, por la fuga de su joven hija, del seno del hogar.
Desde entonces, con alternativas de mejoría y agravación, últimamente evoluciona de modo desfavorable, por lo que se ingresa.
Al examen físico: no se aprecian alteraciones. TA: 110/70, Pulso: 88/m. (los que siempre fueron normales). Exámenes complementarios: (Laboratorio habituales, R.X. estómago y duodeno, tórax, E.C.C.): normales.
Clínicamente se interpretó la enferma como portadora de diarreas crónicas de etiología infecciosa (giardiasis); gastritis medicamentosa con componente reaccional ancioso.
ANTONIO GÓMEZ VALDÉS, JORGE LÓPEZ VALDÉS
53 lecturas
PDF