Tabla de contenidos

Artículos originales

Antonio Gómez Valdés
35 lecturas
PDF
Manuel Licea Puig, Antonio Márquez Guillén, Sergio Amaro Méndez
31 lecturas
PDF
Alteraciones cl√≠nicas, humorales y electrocardiogr√°ficas del potasio en hemodi√°lisis cortaSe estudiaron 25 pacientes a quienes se instituy√≥ r√©gimen de hemodi√°lisis corta, con el objetivo de analizar las alteraciones que experimenta el potasio en estos pacientes, antes y despu√©s de la hemodi√°lisis, en los aspectos cl√≠nico, humoral y electrocardio- gr√°fico. La hemodi√°lisis corta, entre todos los beneficios que indudablemente reporta, es capaz de permitir el manejo adecuado de las cifras s√©ricas de potasio, y lograr que los pacientes tengan niveles de potasio predi√°l¬°sis dentro de l√≠mites aceptables, aun en condiciones de un r√©gimen diet√©tico libre en cuanto a la ingesti√≥n de prote√≠nas y sin la utilizaci√≥n de resinas de intercambio cati√≥nico. Las manifestaciones cl√≠nicas de hiper- potasemia no se presentaron en ninguno de los pacientes, hecho √©ste que parece confirmar que para producirlas, son necesarias cifras superiores a las alcanzadas por nuestros pacientes. No se demostr√≥ buena correlaci√≥n entre las cifras s√©ricas de potasio y las alteraciones electrocardiogr√°ficas. Solamente un paciente present√≥ cifras de potasio inferiores a 3 mEq/l a la terminaci√≥n de la hemodi√°lisis, y ninguno, alteraciones electrocardiogr√°ficas de hipopotasemia posdi√°lisis. Entre las alteraciones electrocardiogr√°ficas las m√°s precozmente detectadas fueron ondas ‚ÄúT‚ÄĚ altas y puntiagudas, m√°s frecuentemente en la derivaci√≥n V5 que en la D2. El tiempo de di√°lisis fue suficiente para normalizar las cifras s√©ricas de potasio.
Oscar Fern√°ndez Flores, Cervando Agramonte Pereira
58 lecturas
PDF
Efectos del control de la presi√≥n arterial en hipertensos esencialesSe estudiaron 35 pacientes hipertensos esenciales de la consulta externa del Instituto de Nefrolog√≠a y 10 sujetos normotensos en condiciones basales (dieta normos√≥dica, actividad f√≠sica y laboral habituales y suspensi√≥n de cualquier medicamento hipotensor o diur√©tico, por lo menos 15 d√≠as antes). Como estudios especiales se les calcul√≥ la creatinina end√≥gena, sodio/potasio en plasma y en orina de 24 horas, sodio/potasio en plasma y en orina de 24 horas, flujo plasm√°tico renal y renograma hidratado semicuantitativo. A 25 pacientes se les administraron 3 tipos diferentes de medicamentos (clonidina, clonidina m√°s diurotiazida y alfametil-topa) planificado en forma de doble ciegas para el paciente y el investigador observador. Despu√©s de 7 d√≠as de tratamiento se realiz√≥ el mismo patr√≥n de estudio hecho en condiciones basales y se concluy√≥ que puede destacarse la similitud de valores promedios encontrados entre los grupos de normotensos e hipertensos con excepci√≥n del sodio en orina de 24 horas que fue muy superior en el de hipertensos-:'. que en los 25 pacientes tratados se consigui√≥ control de las cifras tensionales con reducci√≥n de la TAM entre 12 y 17 mm de Hg en clinostatismo y de 14 a 20 mm de Hg en ortostatismo. El mejor resultado encontrado fue con la asociaci√≥n de clonidina y diurotiazida; que la tolerancia a los tres medicamentos fue buena: pero el poco tiempo de observaci√≥n no permite predecir sus beneficios a largo plazo; que las fluctuaciones del sodio urinario y plasm√°tico fueron muy peque√Īas y se observ√≥ aumento en la natriuresis con la diurotiazida, y reducci√≥n de √©sta con el alfametil-dopa; y por √ļltimo, que los pacientes hipertensos esenciales con natriuresis inferior a 100 mEq/d√≠a presentaron cifras promedios de TAM m√°s elevadas que los pacientes con natriuresis normal o elevada.
Jorge P. Alfonzo Guerra, Jorge Toribio Suarez, Iv√°n Su√°rez Almeida, Reynaldo Ma√Īalich Comas, Nilo Romero Chac√≥n
53 lecturas
PDF
Manejo del sodio en pacientes hipertensos. Su repercusi√≥n en las cifras tensionales y en la funci√≥n renalSe estudiaron 35 pacientes hipertensos de grados variables de intensidad, procedentes de la consulta externa de hipertensi√≥n del Instituto de Nefrolog√≠a, portadores de hipertensi√≥n arterial esencial (HTAE) sin insuficiencia renal ni card√≠aca, con edad promedio entre 20 y 51 a√Īos; y 10 sujetos normotensos. La selecci√≥n de casos fue opin√°tica. A los pacientes hipertensos y a los sujetos normales se les estudi√≥ la funci√≥n renal incluido renograma isot√≥pico hidratado, flujo plasm√°tico renal, filtrado glomerular y balance de sodio y potasio en condiciones basales (dieta y actividad f√≠sica normales y sin recibir medicaci√≥n hipotensora o diur√©tica por 14 d√≠as). A 12 de los hipertensos se les vuelve a estudiar despu√©s de administr√°rseles dietas hipos√≥dicas e hipers√≥dic√°s. Se comparan los resultados y se concluye que la similitud de los valores promedios encontrados entre los grupos de normotensos e hipertensos en las condiciones basales, con excepci√≥n del sodio en orina de 24 horas, fue muy superior en el grupo de hipertensos; que los pacientes hipertensos esenciales con natriuresis inferior a 100 mEq/d√≠a presentaron cifras promedios de TAM m√°s elevadas que los pacientes con natriuresis normal o elevada; que hay un grupo de pacientes que son capaces de eliminar r√°pidamente la sobrecarga de sodio y otro grupo que lo elimina mal; y que la depleci√≥n de sodio fue √ļtil en el control de la tensi√≥n arterial.
Jorge P. Alfonzo Guerra, Iv√°n Su√°rez Almaida
148 lecturas
PDF
Hipertensi√≥n arterial maligna. Tratamiento por asociaci√≥n medicamentosa y di√°lisisSe estudiaron 28 pacientes portadores de hipertensi√≥n arterial maligna remitidos al Instituto de Nefrolog√≠a durante los a√Īos 1975 al 1977. No se hizo selecci√≥n ya que se utiliz√≥ la totalidad de los pacientes, de quienes se tuvo criterio de la entidad desde el punto de vista h√≠stico. El 78,5% de los pacientes eran del sexo masculino y el 21,43% del femenino. Los de la raza negra o mestiza (60,71%) predominaron sobre los de la blanca (39,29%). La edad fue de 39,64 ¬Ī 9,89 a√Īos y tuvo como promedio 4,49 ¬Ī3,13 a√Īos de historia conocida de hipertensi√≥n, y 6,10 ¬Ī5,58 meses de evoluci√≥n la fase acelerada de √©sta. Las cifras tensionales promedios fueron muy elevadas 231,11 ¬Ī 35,74 mm de Hg en sist√≥lica y 143,7 ¬Ī 22,49 mm de Hg en diast√≥lica. Se presentan los hallazgos cl√≠nicos m√°s frecuentes. En el 89% de los pacientes la creatinina al ingreso fue superior a 9 mg %, y 11 de 28 fallecieron antes del tercer mes. Hubo necesidad de utilizar m√©todos dial√≠ticos en el 75%, binefrectom√≠a en el 17,8% y trasplante renal en el 21,4% de los pacientes, respectivamente. Al finalizar el estudio, la supervivencia global fue de 42,8%; la mitad de los casos correspondi√≥ a los pacientes que recibieron trasplante renal,15 con porcentaje de funci√≥n a los 2 a√Īos de 73,67%, cifra √©sta muy superior al promedio obtenido en aquellos del Instituto, a quienes se les realiz√≥ trasplante. La combinaci√≥n terap√©utica m√°s efectiva se logr√≥ con propranolol (120 a 480 mg), alfametil- dopa (1 a 3 g), hidralazina (150- 400 mg) y furosemida (120-1 440 mg).
Jorge Pablo Alfonzo Guerra, Ra√ļl Herrera Vald√©s
74 lecturas
PDF
José I. Castro Falcón, Arcadio Soto Escobar
59 lecturas
PDF
José A. Fernández Sacasas, José Díaz Novas, Nelson Rodríguez Mesa
59 lecturas
PDF
J. Mc Cook Mart√≠nez, S. Sollet Guilarte, L. L√≥pez Maranges, J. Montalvo Diago, E. Zacca Pe√Īa
37 lecturas
PDF
Alteraciones de la lipemia y la hemostasia en pacientes arterioscler√≥ticosSe plantea que es reconocido que la hipercolesterolemia, hipertriglicerldemla, diabetes mellitus e hlpercoagulabilidad son factores de riesgo para la arteriosclerosis. Se estudiaron 20 pacientes arterioscler√≥ticos. 21 diab√©ticos-arterioscler√≥ticos y 10 controles, mediante determinaciones sangu√≠neas de l√≠pidos totales, colesterol, triglic√©ridos, fosfo- l√≠pidos, electroforesis de lipoprote√≠nas, tolerancia a la heparina, fibrin√≥geno, conteo de plaquetas, lisis de sangre total, lisis de euglobulinas y protrombina residual. Los resultados fueron: aumento significativo de la respuesta a la heparina, tipo III, en los pacientes diab√©ticos arterioscler√≥ticos, seg√ļn la clasificaci√≥n hecha basada en la prueba de tolerancia a la heparina, con incidencia de hiperliproteinemia tipo lia del 20% y tipo IV del 33%, seg√ļn la modificaci√≥n hecha por la OMS a la clasificaci√≥n de Fre- drickson. La respuesta de los arterioscler√≥ticos a la heparina no difiere significativamente de la de los controles, ya que se encuentran, adem√°s, un 14% de hiperlipopro- teinemias tipo lia y 9,5% del tipo IIb. En general, los pacientes tuvieron un aumento significativo del colesterol, triglic√©ridos y l√≠pidos totales, as√≠ como una disminuci√≥n de la lisis de sangre total; no hubo correlaci√≥n entre esta √ļltima y los par√°metros lip√≠dicos estudiados. Se concluye que los diab√©ticos-arterioescler√≥ticos presentan mayores trastornos, tanto de la lipemia como de la hemostasia. Esta diferencia parece estar determinada por la diabetes, sobre la cual puede sustentarse la m√°s elevada susceptibilidad de los diab√©ticos a la arteriosclerosis. Se justifica, adem√°s, un estudio m√°s exhaustivo de los trastornos de la fibron√≥lisis en esta afecci√≥n vascular.
Reina C. Rodr√≠guez, Sonia Sollet Guilarte, R. M. Romero, C. L√≥pez Casa√Īas
87 lecturas
PDF
Alicia Rivera Gómez, Mario Hierro Fuentes, Aleida Zaldo Sealy, Roberto Rodríguez Rodríguez, Oscar García Fernández
18 lecturas
PDF
Nelson Crespo Valdés, Sergio Amaro Méndez
55 lecturas
PDF
Manuel Licea Puig, Rubén S Padrón Duran, Rafael Pila Pérez, Santiago Hung Llamos
73 lecturas
PDF

Reporte de casos

Ernesto Lord Garnes, Joaqu√≠n Bueno Leza, Alberto Hern√°ndez Ca√Īero
56 lecturas
PDF